Biciquietas

Hoy toca presentaros una palabra, la del título. Aquí una palabra nueva, aquí unos amigos.
Encantados.

Os contaré un par de secretillos: me encanta jugar con las palabras, y me encanta la bici. Pero eso es todo lo que me gusta de las biciquietas. Porque aunque alabe sus cualidades lúdicas, no me parece que la bici sea (simplemente) un juguete. Me explico.

De todos es sabido lo recomendable para la salud, física y mental, que es realizar una actividad física moderada regularmente. Pedalear es uno de los ejercicios mejor valorados, leed por ejemplo este artículo de un cardiólogo sobre el bicing (sic) cardiosaludable.

Pero parece que nos hemos empeñado en convertir todo en "lujos" y "juegos", así que en lugar de realizar ese ejercicio con fines útiles, para desplazarnos, como si fuésemos pobres, preferimos coger el coche (gasolina, atascos, aparcamiento, etc.) para ir a un gimnasio (cuota, esperas, turnos, etc.) para poder pedalear en una bici capada, sin ruedas, que no se mueve del sitio (aunque, supuestamente, sepa simular etapas del tour). O para andar o trotar sobre un suelo de goma que se va hacia atrás. O para remar sobre el suelo (casi) seco. Y no te digo si encima a esas cosas les ponemos nombres en inglés, aunque los pronunciemos a lo bruto: espinin, rrunin (así, con dos erres por lo menos), o que parecen en inglés aunque las hayan inventado los franceses: futin. Entonces sí que estamos in (¿forma sincopada de "en la inopia"?).

¿Será que de tantas prisas que llevamos para llegar a todos los sitios nos apetece estar un rato sin movernos? A este paso nos va a dar un síncope. Otro día hablamos de la máquina del tiempo...

2 comentarios:

  1. es una contradiccion machacarse en el gimnasio entre semana, y al llegar el sabado en vez de salir a hacer deporte al aire, quedarse tumbado en el sofá.
    estoy totalmente de acuerdo contigo, a mi me encanta el deporte pero al aire libre, la montaña, la bici, lo que sea.
    pero eso de meterte a pedalear sin horizonte..buf! que duro, y que aburrido!

    ResponderEliminar
  2. danielo27.6.07

    Pero ellos no lo hacen por el deporte, sino por el culto al cuerpo.

    ResponderEliminar