Pacificación del tráfico

Primicia primiciosa: este comunicado sobre la reducción de velocidad en las ciudades, relacionado con esta noticia.

8 comentarios:

  1. Además de limitar la velocidad de los coches deberán hacer una ley que limite la cantidad de cuescos por vaca.¿No sera necesario hacer un estudio de la contaminación humana por cuescos? ¿nos prohibirán comer lentejas y alubias?
    Y yo que creía que la contaminación se debe a los coches y las fabricas.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, en rigor lo de los cuescos es biomasa, así que no desequilibra el ciclo del carbono, y no es problema... pero, ya que lo dices, cultivar la tierra para tener pastos para el ganado sí que es un problema ecológico considerable, que sólo se puede resolver modificando la dieta, restringiendo el consumo de carne, o, naturalmente, disminuyendo la población...

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que eso son pequeñeces comparado con otras cosas, los incendios forestales, el chapapote, los vertidos incontrolados y un largo ecetera

    ResponderEliminar
  4. Bueno, yo respondía un poco siguiendo la broma de los cuescos...

    Pero, hablando en serio, posiblemente el problema del CO2 sí que sea uno de los más serios a medio (o corto?) plazo, y cerca de la cuarta parte de las emisiones se dan en el transporte.

    Y, en el fondo, el verdadero problema serio es el excesivo tamaño de la humanidad y su economía para las dimensiones del planeta en que vivimos. (Si te interesa el tema, en mi perfil tienes algunas referencias que te recomiendo: The state of the planet, y Limits to growth.)

    ResponderEliminar
  5. Si no consiguen ni siquiera que se cumpla la obligación de circular a menos de 50 km/h dudo mucho que la bajen. Aunque bueno, pueden bajarla a 30 para que circulen a 50. Podría ser una solución.

    ResponderEliminar
  6. El verdadero problema está en el cerebro humano; en su complicado contenido da mayor desarrollo a las capacidades de generar egoísmo, envidia y una larguísima lista de maldades que son las que prevalecen generalmente en nuestra forma de vida

    ResponderEliminar