Orgullo paterno

Hoy os quiero contar una aventura de mi hijo mediano, al que ya conocéis. Este año se apuntó a atletismo como "deporte escolar", vamos, para pasar el rato y hacer algo de ejercicio. Se le da bastante bien, y le gusta, hace unas semanas corrió un cross que resultó épico, a partir del momento en que arrojó las zapatillas con kilos de barro fuera de la pista para seguir corriendo, mucho mejor, descalzo. Cuando a través del entrenador nos enteramos de que iba a haber un circuito de triatlón (ya sabéis, el deporte de los manguis: van corriendo a nadar y vuelven en bici), se apuntó.

La prueba de hoy era una duatlón: 1000 m corriendo, 3000 m en bici y 500 m corriendo. Íbamos perfectamente mentalizados, como siempre, a "lo importante es participar", como correspondía, teniendo en cuenta su inexperiencia (¿las transiciones son importantes? ¿y eso qué es?), y su tamaño ultralight:

El de amarillo es mi pequeño, nunca mejor dicho.

En la carrera inicial ha conseguido mantenerse en el grupo del medio, llegando el sexto, a bastante distancia de los favoritos (que a la postre han quedado segundo y tercero). En la transición se ha apañado bastante bien, resulta que la práctica de ir en bici a diario y jugar a subirse y bajarse en marcha servía de entrenamiento:

Sin embargo yo voy a necesitar algo de entrenamiento específico como fotógrafo deportivo...
Como "adaptación técnica" de la bici, hemos retirado la cesta de fruta,
y hemos hinchado las ruedas a tope.

La distancia en bici venía a coincidir con la que hacemos a diario (dos veces) para ir al cole, siempre con la hora justa... Entre eso y la familiaridad, ha conseguido acercarse a la meta detrás del que finalmente ha sido cuarto:

La diferencia de tamaños no es (sólo) un efecto óptico del angular.

Una nueva transición veloz, y aquí le vemos llegando a la meta en un esforzado sprint:

Echando el resto como un auténtico campeón.

Al final ha estado en la entrega de trofeos, a cargo de una marchista olímpica:

¡Ni subido en el podium era el más alto!

Esto... perdón, ¡¿primero?! Pues sí, ha ganado, y por bastante: en bici ha adelantado enseguida a los dos favoritos, sacándoles al final una cómoda ventaja. Pedaleando ha ido todo el tiempo a la par del que ha terminado cuarto, a quien ha adelantado ya antes de dejar la bici (justo después de la foto). Los favoritos han recuperado terreno en la carrera final, adelantando una posición, pero no han podido pillar a mi campeón.

15 comentarios:

  1. Bravo! felicítale de mi parte! :-)

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1.2.09

    Felicidades "pequeño" campeón. Eres un fenómeno y, para quien no te conozca digo que un sobrino estupendo, de lo más divertido.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1.2.09

    Bravo por el ganador (que es uno de nuetros nietos) y por el fotógrafo.

    ResponderEliminar
  4. Aupa ese scorpio!! este año yo creo que llegaré a competir... igual también en un duatlon.

    ResponderEliminar
  5. Qué grande es el pequeño Ricardo!Felicidades!:)

    ResponderEliminar
  6. Anónimo2.2.09

    Felicidades Ricardo estamos orgullosos de que seas un campeón.

    ResponderEliminar
  7. Enhorabuena. Viva tu chico Ricardo. ¡El que vale, vale! Ánimo Ricardo, esto es sólo el principio.

    ResponderEliminar
  8. BEA AINAGA4.2.09

    Genial, sigue así Ricardo.

    ResponderEliminar
  9. REBECA5.2.09

    Me alegro mucho Ricardo de que ganases esa carrera. Eres el mejor.
    Un beso Rebeca.

    ResponderEliminar
  10. Gracias a todos por vuestros comentarios. Esta vez, lógicamente, ha habido muchos comentaristas nuevos y circunstanciales a los que doy la bienvenida. Hay uno que me parece que no es nuevo del todo... si es que adivino quien es. Y aunque me confunda, la simple relación con el scorpio ya me parece buena carta de presentación; yo no practicaba atletismo, pero después me he encontrado a varios ex-atletas (de ese club) y todos me han caído muy muy bien.

    En fin, a lo que iba, dejo al protagonista que salude a sus fans:

    Me ha hecho mucha ilusión leer los comentarios y saber que hay gente que me anima aunque sólo lleve cuatro carreras.
    Y me ha dado ánimos para seguir entrenando y participando.

    ResponderEliminar
  11. carlos9.2.09

    Eres grande, pequeño... Estoy orgulloso de que mi ya casi abandonada faceta corredora tenga continuidad en este bravo mozalbete y genial personaje (lo siento, amor de tio)

    Hay quien te dirá que correr es de cobardes, pero nada mas lejos de la realidad (sigue practicando este deporte mientras disfrutes con él)

    ResponderEliminar
  12. Anónimo9.2.09

    tu entrenador dice: pasatelo bien!!!

    disfruta de las competiciones, yo disfruto solo saliendo a participar, piensa que hay atletas lesionados o que por carecer de tiempo no se pueden permitir ese lujo que es ESTAR EN LINEA DE SALIDA DE UNA COMPETICIÓN.

    nada más, un saludo

    ResponderEliminar
  13. vaya..pues me he emocionado y todo!
    enhorabuena al atleta y al orgulloso papa!
    un beso

    ResponderEliminar
  14. ! Well done Richard ¡¡¡ . You are the best¡.congratulations
    Beatriz

    ResponderEliminar